Rutas > Son Carrió

Son Carrió

Salida
Oficina de información turística de Cala Millor. Av. Bahía de Llevant, 2.
Llegada
Son Carrió
Distancia
9,82 Km.
Duración
150 min.
Desnivel Ascendente
78 m.
Dificultad
Tipo
no circular

Desde el punto de salida nos dirigi­mos por el paseo marítimo junto al mar hasta Sa Punta de n’ Amer, segui­remos por la Avenida Baladres hasta la Avenida de las Palmeras y girare­mos a la izquierda hasta la playa. Ca­minaremos por la playa de Sa Coma hasta el final, giraremos a la derecha por la calle Atzeroles y seguiremos recto por la calle calle Alzina. Esta calle nos llevará hasta la carretera de Son Servera – Porto Cristo, junto a unos apartamentos.

Atravesaremos con mucha precau­ción, y tomaremos el primer camino a la derecha, el camino de Na Gatera. En este camino podremos ver el paisaje típico del secano mallorquín, almen­dros, algarrobos, y algunas higueras. Caminaremos todo recto hasta que encontremos un contador de electri­cidad; giraremos a la izquierda y lue­go, por el primer camino a la derecha, el camino de sa Marina, haciendo un zigzag. Este camino nos llevará direc­tamente a la carretera de Sa Torre Nova, de Son Carrió a Cala Millor. Ca­minaremos unos 200 metros y girare­mos a la derecha por el camino de Cas Canonge, dejando la cantera a nues­tra izquierda. Subiremos y después de unos 500 metros giraremos a la izquierda en un cruce, por el Camino dels Molins. Seguiremos hasta cruzar el puente del tren, un paso inferior de la línea de ferrocarril Palma – Artà. Es un buen momento para observar la in­fraestructura ferroviaria de esta línea.

Nos volveremos a encontrar en la carretera de Sa Torre Nova, donde habrá que extremar la precaución ya que se trata de una carretera estrecha y muy transitada; giraremos a la dere­cha y 1 km. después aproximadamen­te, llegaremos a Son Carrió.

Los puntos de interés en Son Carrió son: la estación del tren con detalles arquitectónicos de aire modernista y la iglesia de Sant Miquel, inaugurada en 1907, de estilo neorrománico y con intervenciones, entre otros, del arqui­tecto Antoni Gaudí.

En el pueblo podremos degustar la repostería, licores y platos típicos mallorquines. Son muy conocidas las cocas de albaricoque de Son Carrió.

La vuelta es opcional, podrá regresar bien por el mismo camino o se deberá prever un medio de transporte.

Aviso cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.