(English) Importar







Importar activos







Privado: Eventos







Privado: Listado







Política de privacidad

POLÍTICA DE PRIVACIDAD DE DATOS Consorci de Turisme de Son Servera i Sant Llorenç des Cardassar Carrer Son Galta 4 07560 Cala Millor-Mallorca, Illes Balears / España CIF G57844193 Tel. 971 813 442 De conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) y su normativa de desarrollo, el responsable del sitio web, en cumplimiento de lo dispuesto en el art. 5 y 6 de la LOPD, informa a todos los usuarios del sitio web que faciliten o vayan a facilitar sus datos personales, que estos serán incorporados en un fichero automatizado, que se encuentra debidamente inscrito en el Registro General la Agencia Española de Protección de Datos. La finalidad es, entre otras, la gestión de los datos obtenidos a través de la página web. Los usuarios aceptan expresamente y de forma libre e inequívoca que sus datos personales sean tratados por parte del prestador para realizar las siguientes finalidades: 1. Remisión de comunicaciones comerciales publicitarias por e-mail, fax, SMS, MMS, comunidades sociales o cualesquier otro medio electrónico o físico, presente o futuro, que posibilite realizar comunicación comercial. Dichas comunicaciones comerciales serán relacionadas sobre productos o servicios ofrecidos por el prestador, así como por parte de los colaboradores o parthners con los que éste hubiera alcanzado algún acuerdo de promoción comercial entre sus clientes. En este caso, los terceros nunca tendrán acceso a los datos personales. En todo caso las comunicaciones comerciales serán realizadas por parte del prestador y serán de productos y servicios relacionados con el sector del prestador. 2. Realizar estudios estadísticos. 3. Tramitar encargos, solicitudes o cualquier tipo de petición que sea realizada por el usuario a través de cualquiera de las formas de contacto que se ponen a disposición del usuario en el sitio web de la Fundación. 4. Remitir el boletín de noticias de la página web. El prestador informa y garantiza expresamente a los usuarios que sus datos personales no serán cedidos en ningún caso a terceras compañías, y que siempre que fuera a realizarse algún tipo de cesión de datos personales, de forma previa, se solicitaría el consentimiento expreso, informado, e inequívoco por parte de los titulares. Todos los datos solicitados a través del sitio web son obligatorios, ya que son necesarios para la prestación de un servicio óptimo al usuario. En caso de que no sean facilitados todos los datos, el prestador no garantiza que la información y servicios facilitados sean completamente ajustados a sus necesidades. El prestador garantiza en todo caso al usuario el ejercicio de los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, en los términos dispuestos en la legislación vigente. Por ello, de conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) podrá ejercer sus derechos remitiendo una solicitud expresa, junto a una copia de su DNI, a través de los siguientes medios: 1. E-Mail: info@visitcalamillor.com 2. Correo Postal: Consorci de Turisme de Son Servera i Sant Llorenç des Cardassar. Carrer Son Galta 4, 07560 Cala Millor-Mallorca, Illes Balears / España Del mismo modo, el usuario podrá darse de baja de cualquiera de los servicios de suscripción facilitados haciendo clic en el apartado darse de baja de todos los correos electrónicos remitidos por parte del prestador. Del mismo modo, el prestador ha adoptado todas las medidas técnicas y de organización, necesarias para garantizar la seguridad e integridad de los datos de carácter personal que trate, así como para evitar su pérdida, alteración y/o acceso por parte de terceros no autorizados. USO DE COOKIES Y DEL FICHERO DE ACTIVIDAD El prestador por su propia cuenta o la de un tercero contratado para la prestación de servicios de medición, pueden utilizar cookies cuando un usuario navega por el sitio web. Las cookies son ficheros enviados al navegador por medio de un servidor web con la finalidad de registrar las actividades del usuario durante su tiempo de navegación. Las cookies utilizadas por el sitio web se asocian únicamente con un usuario anónimo y su ordenador, y no proporcionan por sí mismas los datos personales del usuario. Mediante el uso de las cookies resulta posible que el servidor donde se encuentra la web, reconozca el navegador web utilizado por el usuario con la finalidad de que la navegación sea más sencilla, permitiendo, por ejemplo, el acceso a los usuarios que se hayan registrado previamente, acceder a las áreas, servicios, promociones o concursos reservados exclusivamente a ellos sin tener que registrarse en cada visita. Se utilizan también para medir la audiencia y parámetros del tráfico, controlar el progreso y número de entradas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para ser avisado de la recepción de cookies y para impedir su instalación en su equipo. Por favor, consulte las instrucciones y manuales de su navegador para ampliar esta información. Para utilizar el sitio web, no resulta necesario que el usuario permita la instalación de las cookies enviadas por el sitio web, o el tercero que actúe en su nombre, sin perjuicio de que sea necesario que el usuario inicie una sesión como tal en cada uno de los servicios cuya prestación requiera el previo registro o “login”. Las cookies utilizadas en este sitio web tienen, en todo caso, carácter temporal con la única finalidad de hacer más eficaz su transmisión ulterior. En ningún caso se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. DIRECCIONES IP Los servidores del sitio web podrán detectar de manera automática la dirección IP y el nombre de dominio utilizados por el usuario. Una dirección IP es un número asignado automáticamente a un ordenador cuando ésta se conecta a Internet. Toda esta información es registrada en un fichero de actividad del servidor debidamente inscrito que permite el posterior procesamiento de los datos con el fin de obtener mediciones únicamente estadísticas que permitan conocer el número de impresiones de páginas, el número de visitas realizadas a los servicios web, el orden de visitas, el punto de acceso, etc. SEGURIDAD El sitio web utiliza técnicas de seguridad de la información generalmente aceptadas en la industria, tales como firewalls, procedimientos de control de acceso y mecanismos criptográficos, todo ello con el objeto de evitar el acceso no autorizado a los datos. Para lograr estos fines, el usuario/cliente acepta que el prestador obtenga datos para efectos de la correspondiente autenticación de los controles de acceso. Todo proceso de contratación o que conlleve la introducción de datos personales de carácter alto (salud, ideología,…) serán siempre transmitidos mediante protocolo de comunicación segura (Https://,…), de tal forma que ningún tercero tenga acceso a la información transmitida vía electrónica.





Aviso legal

1. Recogida y uso de la Información Los datos identificativos y personales proporcionados en el marco del presente sitio web, vía formulario o vía e-mail, son confidenciales y formarán parte de los ficheros titularidad del propietario de esta web, y serán tratados por parte de este de acuerdo con la legislación vigente en materia de protección de datos personales. Al mismo tiempo, los usuarios autorizan expresamente al titular a enviarlos información respecto de novedades en el ámbito de los servicios prestados por la misma. Como usuario podrá en todo momento ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y en su caso revocación del consentimiento para la cesión de sus datos, mediante comunicación remitida a la siguiente dirección postal: Consorci de Turisme de Son Servera i Sant Llorenç des Cardassar, Carrer Son Galta 4, 07560 Cala Millor, Illes Balears (España) 2. Cookies y Archivos de Registro Esta web podrá colocar una “cookie” en el disco duro de su ordenador con objeto de personalizar su uso del sitio web como idiomas o contacto. La cookie se guardará en el disco duro de su ordenador hasta que usted lo elimine. Podrá hacer que su navegador le avise de la presencia de cookies o que los rechace automáticamente dependiendo de la configuración de su navegdor. Si rechaza las cookies podrá seguir usando el sitio Web, si bueno esto podrá suponer la limitación en el uso de algunas de las prestaciones o impedir el buen funcionamiento. 3. Enlaces Esta Web podrá contener enlaces a o desde otros lugares web. Debe saber que el titular de esta Web no se responsabiliza de las prácticas que, en materia de tratamiento de datos personales y copyright sigan los mismos. 4. Responsabilidad del contenido Esta web y su titular se comprometen a publicar datos veraces, aun así, el titular de la misma no se hace responsable de cualquier datos incorrecto que pudiera haber sido publicado en esta Web. 5. Copyright Queda totalmente prohibida cualquier reproducción, uso o comunicación total o parcial de los datos contenidos en esta Web sin autorización expresa de su titular. Cualquier infracción de esta condición quedará sujeta a los Términos y Condiciones de Servicios del titular. 6. Titular Consorci de Turisme de Son Servera i Sant Llorenç des Cardassar Carrer Son Galta 4 07560 Cala Millor-Mallorca, Illes Balears / España CIF G57844193 Tel. 971 813 442





Alojamiento







Qué hacer







Información turística







Cala Millor

El núcleo costero de Cala Millor está compartido entre los municipios de Sant Llorenç des Cardassar y Son Servera, situado al noreste de la isla de Mallorca, y es el núcleo turístico más extenso de nuestro destino.

Paisaje y naturaleza. El mayor atractivo de Cala Millor es su extensa playa de arena fina y aguas cristalinas, de casi dos kilómetros de longitud, con un paseo marítimo que la recorre de principio a fin. Sol, mucho sol, su arena, el mar y la marina verde y protegida son los principales recursos naturales que identifican Cala Millor. Anterior al boom turístico de los años ‘60, Cala Millor era una playa larga con unas pocas casitas bajas, con dunas de arena y la típica garriga baja con pinos, tamarindos, matorrales, acebuches, sabinas, cardos y una fauna típica de la costa mallorquina de levante.

Alojamiento de calidad. A partir de los años ‘60 se empezaron a construir los primeros hoteles pioneros y al empezar el boom turístico se convirtió en un gran centro turístico, con una oferta de alojamiento muy variada y de calidad, con la mayoría de hoteles y apartamentos situados en primera línea de mar.

Cala Millor cuenta con una gran oferta en alojamientos y servicios complementarios que ofrecen al visitante unas vacaciones de calidad.

Los turistas vuelven año tras año, les gusta recorrer la playa, ir de excursión a caballo, a pie o en bicicleta por las zonas verdes de las cercanías, disfrutar de la gran oferta complementaria en deportes, ir a pasear por la tarde entre los comercios, cerca del mar o salir por la noche a cenar en los restaurantes o tomar una copa en los numerosos bares y cafés.

El destino CALA MILLOR se caracteriza por su atractivo para familias con niños y para el turista senior, por su gran oferta hotelera, tiendas y comercios, servicios, atracciones, paisaje y la seguridad y tranquilidad de la zona. Un gran centro turístico que atrae miles de visitantes que repiten sus estancias año tras año y generación tras generación, señal positiva del atractivo indudable de Cala Millor.

Tiendas y comercios. Hay una calle peatonal de un kilómetro de longitud que atraviesa Cala Millor de norte a sur, y está dotada de tiendas de ropa de marcas internacionales, joyerías, boutiques, perfumerías, tiendas de souvenir, de zapatos y ropa deportiva, además de bares y restaurantes, heladerías…

El núcleo también cuenta con farmacias, servicios médicos, policía local, guardia civil, bancos, supermercados, alquiler de coches, taxis, parques infantiles, bus público y también un minitren turístico que une Cala Millor con Cala Bona, s’Illot y sa Coma y que circula desde Semana Santa hasta octubre. También en Cala Millor, Sa Coma y S'Illot se celebra un mercado semanal en verano.

Población local. El núcleo cuenta con zonas residenciales de pisos y casas, mas concentrado en la zona que pertenece al municipio de Son Servera.

Deportes. El carril bici en primera línea de playa invita a alquilar una bicicleta o carrito familiar para pasear. Para los que buscan unas vacaciones más activas, desde Cala Millor hay rutas de senderismo o ciclismo editadas que el visitante podrá obtener en las oficinas de información turística de la zona; cerca del núcleo turístico hay una gran oferta de instalaciones deportivas, gimnasios, spas, pistas de tenis, capos de fútbol y de golf, etc. Muchas de estas actividades se pueden practicar en los mismos hoteles. También los deportes acuáticos y marítimos abundan en las playas, como por ejemplo la vela, windsurf, padelsurf y buceo, además de excursiones en barco que salen desde Cala Millor (Playa de Cala Millor).

Desde Cala Millor, como si fueran dos brazos abrazando el mar, se ven las puntas de la Costa de los Pinos al norte y al sur sa punta de n’Amer (Espacio Natural de Especial Interés), una pequeña península casi plana situada entre sa Coma y Cala Millor. Se trata de un área protegida de la costa de levante, que pese a su reducida extensión presenta una gran variedad de paisajes de dunas, campos de cultivo, sabinar y pinar, y aunque no tiene alturas importantes constituye un buen mirador de la costa oriental de Mallorca. El paseo por este espacio natural nos dará la posibilidad de observar gran diversidad de plantas y animales. Durante su recorrido encontrará es Castell, un lugar emblemático y de especial interés en la zona y que cuenta con un pequeño museo que se puede visitar todo el año de forma gratuita.

Na Penyal es una colina que se levanta a escasos dos kilómetros de Cala Millor, una atalaya privilegiada sobre la costa. Sus alrededores son ideales para la práctica del senderismo.

Cultura. Cala Millor tiene su propio centro cultural, el Auditorio de Sa Màniga, que ofrece todo el año propuestas teatrales, audiovisuales, artísticas y musicales. Muchos de los hoteles ofrecen entretenimiento o algunos locales ofrecen música en directo. Las calles del núcleo y la zona están dotadas de esculturas y obras de arte de artistas locales. Y a finales de septiembre se celebran las Fiestas del Turista.

El paseo marítimo une Cala Millor con el puerto de Cala Bona al norte y sa Coma al sur. Cala Millor cuenta con dos oficinas de información turística.







Cala Bona

Cala Bona es un pequeño enclave marítimo del municipio de Son Servera que se caracteriza por su tradicional puerto de pescadores y por el tranquilo y sosegado ambiente que se respira en las terrazas de sus bares y restaurantes.

Antiguamente era un conjunto de casas de pescadores con su pequeño puerto.

Situada al sur del Port Verd y al norte de Cala Millor, está conectada con ambos núcleos por un paseo marítimo peatonal muy agradable. Hoy en día ya se han asentado zonas residenciales y se ha desarrollado una importante planta hotelera de gran calidad que atrae a familias y a turistas mayores por su gran tranquilidad, seguridad y ambiente acogedor. Además cuenta también con supermercados, tiendas, servicio de taxis, bus público, oficina de información turística, etc.

En el pequeño puerto se pueden contemplar las barcas de pesca típicas de Mallorca: los llaüts, hechas de madera y de unos 3 a 5 m de eslora. Antiguamente navegaban con vela latina aunque más tarde se equiparon de motores diesel y todavía se usan como embarcaciones de pesca profesional o de aficionados ocasionales, y también como embarcaciones de paseo.

En primera línea destacan tres playas rocosas protegidas con espigones artificiales. La playa principal de Cala Bona ha sido certificada por AENOR con la Norma UNE 170001 de Accesibilidad Universal.

En Cala Bona no se pierden las tradiciones y en plena temporada turística sus marineros celebran el día de su patrona: la Virgen del Carmen, el 16 de julio.







Sa Coma

Sa Coma es un núcleo turístico y residencial perteneciente al municipio de Sant Llorenç des Cardassar, en la comarca del LLevant de Mallorca. Cuenta con una zona residencial importante con servicios públicos de calidad, como por ejemplo, un colegio público, instalaciones municipales, unidad básica de salud, oficina de información turística y las oficinas centrales de la policía local del municipio.

La principal atracción de Sa Coma es su playa y Sa Punta de n’Amer , Espacio Natural de Especial Interés (ANEI) que separa Cala Millor de esta zona. Su playa, de más de 800 metros de longitud, se caracteriza por ser de arena fina y blanca, aguas claras y con servicios turísticos de calidad.

Sa Coma nace como urbanización turística y residencial en los años ochenta, cuando se empezaron a construir los primeros hoteles y apartamentos. Cuenta además con una oferta comercial y de servicios importante: tiendas, farmacias, comercios, supermercados, un mercado semanal todos los miércoles a partir de las 19h. de mayo a octubre y numerosas atracciones de ocio, bares, restaurantes, la mayoría de cocina internacional, centros de spa e instalaciones deportivas.

Sa Coma cuenta con un carril bici que llega desde Port Vell, al norte, y sigue toda la costa y el paseo marítimo de Sa Coma hasta s’Illot, en el sur. El servicio de tren turístico también recorre Sa Coma, uniendo esta zona con los demás núcleos; también cuenta con servicio público de bus, facilidad de acceso por carretera y zonas de parking.

Desde la playa se puede observar uno de los recursos más importantes de la zona, Sa Punta de n’Amer, uno de los enclaves naturales privilegiados de nuestro destino CALA MILLOR MALLORCA. Constituye uno de los alicientes más apreciados por el visitante; se puede disfrutar de este espacio contemplando la flora y fauna autóctonas y realizar excursiones a pie o rutas en bicicleta. Una de las visitas ineludibles es “El Castell”, una torre de defensa que formaba parte de la red defensiva de la isla de Mallorca. Es una torre peculiar, de base cuadrada y construida entre el siglo XVI y XVII. Los caminos son de fácil recorrido y el litoral rocoso permite tomar baños alejados de las playas, más concurridas. Otro atractivo de este núcleo es su paseo marítimo, paralelo a la playa y que une los núcleos de Sa Coma y s’Illot.

Las fiestas de Sa Coma se celebran a mediados del mes de julio y destacan por ofrecer gran cantidad de actividades para turistas y residentes: Feria Multicultural, conciertos y actividades deportivas.







S’Illot

S’Illot es un núcleo turístico costero compartido entre los municipios de Sant Llorenç des Cardassar y Manacor, al este de la isla de Mallorca. La frontera natural es la representada por el torrente de Ca’n Amer que recoge las aguas de las cercanías de Sant Llorenç, las montañas de Calicant, pasando por Son Carrió y desembocando al mar.

S’Illot cuenta con una zona residencial y establecimientos de alojamiento turísticos. Pero estas edificaciones no fueron las primeras en la zona. En pleno centro de s’Illot y a poca distancia del mar se encuentra un yacimiento arqueológico de grandes dimensiones, uno de los más importantes de Mallorca, tanto por su variedad monumental como por su dilatada evolución histórica. Los elementos más antiguos datan del 2.200 AC y existió como poblado al menos hasta la romanización en el siglo II AC. Un centro de visitantes de reciente creación ayuda a interpretar la vida cotidiana de nuestros antepasados en este poblado y merece una visita.

Paseando por s’Illot podemos disfrutar del puente sobre el torrente, de un pequeño astillero con llaüts (barcos autóctonos de pesca recreativa), en el extremo sur de la playa, y la vista de un islote (en catalán: illot) que caracteriza y da nombre a este núcleo.

El núcleo cuenta con la Playa de s’Illot. En este núcleo se respira tranquilidad, se pueden observar pescadores al alba y al atardecer sobre las rocas, y entre las luces y sombras de la puesta del sol encontramos a niños jugando en la playa. Los alojamientos turísticos se encuentran cerca de la playa y hay gran cantidad de comercios y restaurantes. El tren turístico llega hasta s’Illot, así como el carril bici que une Sa Coma, al norte, y sigue su recorrido hasta el núcleo de Porto Cristo, en el municipio de Manacor.

Las fiestas patronales de s’Illot se celebran a finales de agosto y su mayor exponente son los fuegos artificiales que se pueden contemplar desde la misma playa.







Costa dels Pins

Como su nombre indica, la Costa de los Pinos se sitúa en una ladera montañosa que forma parte de la sierra de Levante de la isla, que recorre desde la comarca de Artà hasta Felanitx en una cordillera discontinua y con alturas que nunca sobrepasan los seiscientos metros. La montaña que se alza detrás le protege del viento del norte y le separa del núcleo de Canyamel, perteneciente al municipio de Capdepera.

La Costa de los Pinos se adentra en el mar con multitud de calas, las más conocidas sa Marjal i es Ratjolí, perfectas para quienes buscan playas tranquilas e ideales para bucear y conocer la pacífica fauna marina de nuestras costas. Un lugar muy visitado por los turistas es el mirador des Cap des Pinar, al norte de la Costa de los Pinos, con unas espectaculares vistas de toda la bahía de Cala Millor. También hay rutas de senderismo por montaña que enlazan la Costa de los Pinos con Canyamel.

La Costa de los Pinos es famosa por su arquitectura y es principalmente una zona residencial de casas de lujo; de hecho cuenta entre sus residentes con multitud de artistas conocidos y magnates de los negocios que han decidido ubicar su residencia veraniega en esta costa. Tiene un pequeño centro comercial de un par de tiendas y restaurantes, un hotel emblemático, un campo de golf de 18 hoyos y disfruta además de un entorno paisajístico inmejorable. El pequeño centro comercial se encuentra al norte de la playa principal y se puede llegar andando, en bus público o minitren turístico.







Sant Llorenç des Cardassar

Sant Llorenç des Cardassar es el núcleo principal del municipio del mismo nombre y está situado al noreste de la isla de Mallorca. El año 1892 se independizó de Manacor y empezó su andadura como término municipal, tanto es así que es en este pueblo de interior donde se encuentra el centro administrativo del municipio.

Antiguos dichos comentan que un pueblo nace donde se encuentra agua, y así fue en el caso de Sant Llorenç des Cardassar; el Pou Vell, principal enclave para el suministro de agua, garantizó antaño el suministro de este bien tan preciado para las personas y animales de este pueblo.

El pueblo está situado en un valle, rodeado de un gran paisaje natural y agrícola. Sus possessions (fincas agrícolas típicas de Mallorca), las tierras, huertos y rebaños, son muy representativos de Sant Llorenç, muy relacionado con el campo y las tradiciones rurales.

Con la construcción de los primeros hoteles en la costa, el turismo, la construcción y las actividades asociadas han sido el motor económico del municipio, que se ha ido adaptado a los nuevos tiempos. Aunque la actividad económica principal es la turística, no se olvida todo lo relacionado con las tareas del campo, la carpintería y almacenes agrícolas, así como la industria del bordado, de gran importancia a mediados del siglo XX, con varios talleres en funcionamiento. Antiguamente, en verano, se oía el ruido de las máquinas al coser, pues las costureras salían a la calle para trabajar con el frescor del atardecer.

El pueblo cuenta con muchos servicios: restauración, comercio, servicios públicos, culturales y deportivos. Cada jueves tiene lugar el mercado semanal, en la plaza de la iglesia, con la venta de productos relacionados con la alimentación (fruta y verdura), menaje del hogar, ropa y plantas, entre otros. Otro lugar de interés es la plaza del ayuntamiento, lugar de importantes eventos y fiestas, así como también, la antigua estación del tren, reformada recientemente, convirtiéndose en un escenario idóneo para la realización de eventos, como la Feria Nocturna, que se celebra cada año en el marco de las fiestas patronales de agosto (Sant Llorenç, 10 de agosto).

Esta estación forma parte de la ruta de la Via Verde Manacor-Artà, ruta apta para la práctica del senderismo y cicloturismo y que sigue el antiguo trazado de la línea ferroviaria Manacor – Artà.

Entre los atractivos de interés destaca la Iglesia Parroquial de Sant Llorenç, en la Calle Mayor. Es un templo de estilo barroco con añadidos recientes; su fachada es de piedra lisa y ancha, sobria, muy común entre las iglesias barrocas mallorquinas, de formas cuadradas y con un frontispicio superior escalonado; acompañan la iglesia un campanario y una vicaría de aspecto historicista, entre gótico y románico.

Otra gran fiesta muy especial y apreciada es la Mare de Deu Trobada, que se celebra cada 8 de septiembre, con la iglesia como centro de todas las actividades.

El municipio de Sant Llorenç des Cardassar tiene una superficie de 82,1 kilómetros cuadrados, y su número de habitantes ronda las 8.000 personas. Está compuesto por dos localidades de interior, Sant Llorenç des Cardassar y Son Carrió, además de las poblaciones costeras: S’Illot, Sa Coma y Cala Millor.







Son Servera

Son Servera es el núcleo de población principal del municipio, situado al noreste de la isla de Mallorca sobre un monte con vistas al mar. Rodeado de un gran paisaje natural, cuenta con unas tradiciones ligadas a la agricultura, la ganadería y la pesca, hasta que el boom turístico convirtió el sector hotelero en su principal motor económico.

El pueblo cuenta con la sede central del Ayuntamiento y servicios esenciales de centro de salud, centros deportivos y culturales, centros educativos, bancos, servicio de correos, comercios y supermercados, bares y restaurantes, etc.

Son Servera presenta una arquitectura tradicional de estilo mediterráneo, y en pleno centro encontramos la plaza de San Juan y su iglesia del mismo nombre -con la torre de defensa de la antigua posesión de Frai Garí-, además de la Iglesia Nueva, una obra arquitectónica inacabada y abierta al cielo donde se celebran actos religiosos y culturales, diseñada por Joan Rubió, discípulo del gabinete arquitectónico de Antonio Gaudí, y que presenta los rasgos característicos del mejor modernismo del genial arquitecto catalán. Otros lugares de interés son: las cuevas de Son Sard, Pula (talayots, casas y molino), puente d’en Calet, molino de Can Xesc, Ca s’Hereu o la torre des Port Nou. También hay que aprovechar la Via Verde Manacor-Artà para senderistas y ciclistas, que pasa por el pueblo siguiendo la antigua ruta del tren.

El viernes, día de mercado popular, las calles del pueblo se llenan de vecinos y visitantes que aprovechan para recorrer todo el centro y hacer sus compras (fruta, verdura, ropa, plantas, etc.).

Son Servera ofrece multitud de posibilidades durante todo el año, y tradiciones y costumbres en fechas muy señaladas: Sant Antoni (17 de enero); Feria de la AlmendraSant Ignasi (febrero); Festival Clown i de Humor (abril o mayo); Fiestas Patronales de San Juan (24 de junio), etc.

El municipio de Son Servera tiene una superficie de 42,56 km.² y unos 11.500 habitantes. Está compuesto por el núcleo principal de Son Servera y diversos núcleos marítimos: Cala Millor, Cala Bona, Port Verd, Port Nou, Port Vell y Costa de los Pinos.







Son Carrió

Son Carrió es un núcleo de población que pertenece al término municipal de Sant Llorenç des Cardassar en el noreste de Mallorca. Las carreteras que unen al pueblo con las poblaciones colindantes transcurren por un bello paisaje rural, especialmente atractivos son los accesos desde Sant Llorenç y Manacor, a su paso por Son Negre.

Se constituye como núcleo poblacional en el siglo XIX, como resultado de varias parcelaciones de propiedades agrícolas de Sant Llorenç des Cardassar y Manacor. Algunas operaciones inmobiliarias que recalificaron el suelo rústico en urbano permitieron crear un casco urbano a partir de la creación de la plaza de la iglesia y la posterior edificación del templo actual.

Son Carrió cuenta con servicios de restauración, servicios generales, delegación municipal, centro cultural (Ca n’Apol·lònia) y biblioteca. Uno de sus principales atractivos es su gastronomía, sobre todo, la relacionada con la elaboración de repostería tradicional, reconocida en toda la comarca. Otro punto de interés turístico es la Iglesia de Sant Miquel, un templo de culto católico cuya construcción se inició en el año 1899, a partir de los planos esbozados por Mn. Antonio Maria Alcocer, revisados por Joan Guasp y ligeramente modificados por los arquitectos catalanes Antoni Gaudí y Joan Rubió. Se inauguró en el año 1907. Lo que más llama la atención del templo es la fachada de estilo neorrománico, el rosetón en forma de abanico y el campanario de cuatro pisos. Los edificios de la parte posterior siguen el mismo estilo constructivo, se trata de la vicaría y el antiguo convento de las Franciscanas.

La Vía Verde Manancor-Artà también tiene presencia en Son Carrió a su paso por la antigua estación de tren, reformada recientemente. La ruta es apta para la práctica del senderismo y el cicloturismo.

Son Carrió celebra sus fiestas patronales el día 8 de mayo (Sant Miquel) con actividades culturales y lúdicas a lo largo de la semana anterior y finalizando con una feria temática sobre las tareas y tradiciones rurales, una celebración que cuenta con una gran afluencia de residentes y la comarca de Llevant de Mallorca.







Restaurantes







Playas







Deportes







Conocer Cala Millor

El destino de CALA MILLOR MALLORCA, se encuentra al este de la isla de Mallorca, en la comarca de Llevant y está formado por los municipios de Son Servera y Sant Llorenç des Cardassar.

Mallorca es la isla mayor del archipiélago Balear, se encuentra en el Mediterráneo occidental y cuenta con una gran diversidad paisajística y un clima templado.

El destino de CALA MILLOR - MALLORCA cuenta con tres núcleos urbanos en el interior, Son ServeraSant Llorenç des Cardassar  y Son Carrió, y cinco en la costa, Cala MillorSa ComaCala BonaCosta dels Pins y S’Illot. Combina montaña, paisaje de interior, de marcado carácter rural, con valles, pequeñas llanuras, tierras de cultivo y zonas de litoral, con varias playas naturales que destacan por su calidad y belleza.

La vida es playa… y mucho más en CALA MILLOR.

¡Os esperamos para compartir experiencias en Cala Millor Mallorca!

¡Gracias por confiar en nosotros¡

La gestión del destino turístico de CALA MILLOR MALLORCA se lleva a cabo en coordinación entre los dos municipios y la colaboración público-privada para poder mantener un alto nivel de calidad, un alto grado de satisfacción y la fidelización del cliente y, dada la importancia del sector turístico en la economía local y los impactos sobre los recursos naturales, todas las decisiones se toman teniendo como objetivo principal el desarrollo de un turismo sostenible.

Para este fin, en febrero del 2013 el Ayuntamiento de Son Servera, el Ayuntamiento de Sant Llorenç des Cardassar y la Asociación Hotelera Bahía de Cala Millor - Sa Coma constituyeron el Consorcio de Turismo de Son Servera y Sant Llorenç des Cardassar.







Mapa







Visitas de interés







Cómo llegar

distancias_es





Servicios médicos







Clima

El destino de CALA MILLOR MALLORCA está al noreste de la isla de Mallorca en el Mediterráneo occidental y por tanto cuenta con temperaturas moderadas que oscilan entre los 15°C de media durante los meses de invierno (noviembre a abril) y 30°C de media en los meses de verano (julio y agosto).

El clima y su entorno natural, convierten a CALA MILLOR MALLORCA en un lugar ideal para la práctica de multitud de actividades al aire libre todo el año, un hecho que ha convertido a este destino en un reclamo turístico de primer nivel.

De noviembre a abril las temperaturas son suaves, aunque el promedio de la temperatura de día es de unos 15º C, al salir el sol superan fácilmente los 20ºC. Es un buen momento para visitar la isla y pasear por la costa o el interior de la isla. Aunque son los meses con más lluvia, éstas no suelen durar más de 3 días.

En inverno el ritmo se ralentiza, el visitante disfruta del paisaje, de los campos de interior, la flor del almendro, de la historia y la cultura de los pueblos y de la gastronomía tradicional.

En los meses de mayo y junio los días son soleados y cálidos permitiendo disfrutar de la playa alcanzando los 21-25 ºC.

Julio y agosto son los meses más calurosos con temperaturas que pueden sobrepasar los 30 ºC. La temperatura el agua del mar llega hasta los 25-27 ºC, ideal para refrescarse, nadar y disfrutar del Mediterráneo. Las noches son templadas y las lluvias escasas, ideales para disfrutar de las terrazas y actividades en el exterior.

A finales de septiembre y octubre el tiempo es cambiante, con días ocasionales de lluvia y viento. Lo mejor de estas fechas es que las temperaturas no son tan calurosas como los meses anteriores pero el mar mantiene todavía una temperatura muy suave perfecta para los deportes acuáticos.







Gastronomía

La cocina mallorquina tradicional se basa en el uso de ingredientes provenientes de la agricultura y ganadería local, productos frescos y de temporada. En combinación con la práctica de ejercicio físico moderado diario completan ese estilo de vida reconocido como un excelente modelo de vida saludable, lo que conocemos por dieta mediterránea.

Las recetas han sido transmitidas de generación en generación desde hace muchos siglos, y están íntimamente vinculadas a este estilo de vida de nuestros pueblos, con comidas compartidas, celebraciones y tradiciones.

No hay duda que en el Mediterráneo, cuando hablamos de los ingredientes de su dieta, y con ello nos referimos a la trilogía trigo, vino y olivo, las legumbres, las verduras, frutas, pescado, quesos, y frutos secos, hay que añadir un condimento esencial, quizás el ingrediente básico, la sociabilidad.

Los ingredientes fundamentales de la cocina mallorquina son las hortalizas y verduras, la carne de cerdo y de cordero, las aves de corral, la caza y el pescado, el pan, el aceite de oliva, la patata, el ajo, las cebollas, los tomates, las berenjenas, la col, el arroz y también, el calamar, la sepia, los salmonetes, y variedades de pescado que se preparan a la plancha o al horno con verduras. Otro grupo de ingredientes importantes son las especias y hierbas aromáticas, sobre todo el pimentón, la pimienta roja y negra, la mejorana, parecida al orégano, la hierbabuena, el hinojo y el hinojo marino.

Entre los platos más conocidos y apreciados, destacan:

Las sopas mallorquinas, elaboradas con un caldo de verduras, carne de cerdo y a las que, en la última fase de cocción, se añaden rebanadas de pan secas.

El tumbet, a base de capas de patata, pimiento rojo y berenjenas fritas, que se acompaña de carne o de pescado.

El arroz brut, un arroz caldoso de carne cerdo y de pollo, con verduras y con carne de caza de temporada.

El frito mallorquín o de matanza, elaborado con trozos de hígado, lomo de cerdo, patata y pimientos, Una variante de esta elaboración es la freixura, plato típico en las celebraciones de la Pascua, elaborado con carne de cordero.

Los asados de cordero o de lechona, el conejo con cebolla, el lomo con col, tordos con col o con cebolla y los caracoles cocinados con hierbas aromáticas, constituyen otros platos a destacar.

Una ocasión especial para degustar algunos de estos platos es la matanza del cerdo, momento en que las familias elaboran los tradicionales embutidos mallorquines como por ejemplo, la sobrasada y butifarrón, entre otros.

El mar Mediterráneo nos ofrece una variedad de productos con los que se elaboran arroces de pescado, caldosos o secos, calamares y sepias rellenos de carne o a la plancha, el pescado al horno, o a la mallorquina, que se cocina con capas de patata y de verdura. Otros platos típicos son la llampuga con pimientos, un pescado de temporada que se pesca en otoño y se sirve frito con pimientos y patatas; o el pescado en escabeche, que se prepara frito dejándolo enfriar marinado en aceite y vinagre, con cebolla y laurel.

Uno de los productos básicos en nuestra cocina es el pan mallorquín, un pan consistente de forma redonda y sin sal, presente en todas las comidas, con el que se prepara el Pa amb Oli, plato estrella de nuestra dieta y que se elabora con rebanadas de pan, tomate de ramallet y aceite de oliva, una pizca de sal y que suele ir acompañado con queso, carne a la brasa o cualquier otro embutido.

Otros productos elaborados a base de trigo son las cocas, una masa plana cocida al horno, con verduras, con perejil, con pimientos a la brasa o los ingredientes del trempó, una ensalada típica con tomates, pimiento verde, y cebolla; los cocarrois, pasta en forma de media luna rellenos de verduras o cebolla; las empanadas, pastas redondas rellenas de carne y guisantes.

Entre los dulces típicos destaca la famosa ensaimada, un dulce en forma de espiral elaborado con harina, azúcar y manteca, presente en todas las celebraciones; o el gató, pastel típico elaborado con almendras. Relacionado con las fiestas de Pascua, se preparan los robiols¸ unas pastas dulces en forma de media luna, rellenas de requesón o confitura y los crespells.

Por último, la producción de vino, licores y aperitivos tradicionales son un gran complemento a las elaboraciones culinarias de Mallorca. Destacan el “palo”, las hierbas, el ron y los vinos mallorquines. En los últimos años, la producción de vinos de Mallorca ha aumentado de forma sorprendente. Actualmente, hay unas 60 bodegas en la isla que producen unos 300 tipos de vino. En ellas, destaca el uso de variedades locales, algunas de ellas desaparecidas y recientemente recuperadas: variedades tintas, como la Callet, Manto Negro y Fogoneu y variedades blancas como la Premsal.

La zona de CALA MILLOR MALLORCA cuenta con una gran variedad de restaurantes que ofrecen al visitante platos típicos de la gastronomía mallorquina. En los supermercados y mercados locales también se pueden encontrar productos autóctonos de la isla.







Cultura

Al ser Mallorca una isla con una cultura agrícola y religiosa muy arraigada, las fiestas de sus habitantes están ligadas a los ciclos naturales de las tareas del campo, del mar que la rodea, los ciclos litúrgicos y el cristianismo (Semana Santa, Navidad, Epifanía, los Santos patrones de los pueblos).

Para el nuevo visitante, el destino de CALA MILLOR MALLORCA puede parecer un grupo de núcleos turísticos al lado del mar alejados de toda tradición y cultura local. Pero lo cierto es que en los últimos años se han hecho esfuerzos para dar a conocer las fiestas tradicionales de nuestros pueblos, manteniendo su autenticidad. Si la visita coincide con algunas de estas fiestas, compártelas con nosotros y te llevaras una experiencia auténtica de nuestra isla.

El baile popular de Mallorca es el Ball de bot, bailes colectivos, acompañados de música de laúdes, guitarras, flautas, violines y percusión. La música tradicional mallorquina tiene indudables influencias árabes y suelen estar relacionadas con los trabajos del campo, el amor y el erotismo.

Otros elementos característicos de la cultura balear son los cuentos populares o rondalles, que un tiempo amenizaban las veladas domésticas en torno al fuego del hogar, la técnica de bordado propia de la isla, el punt mallorquí, con diseños y particularidades en cada comarca o los torneos de glossadors, canto oral improvisado genuino de Mallorca que en los últimos tiempos se ha revalorizado y recuperado.

Hay algunos acontecimientos del campo mallorquín que requieren una labor colectiva entre familiares y amigos e indudablemente son una oportunidad para festejar además de trabajar: la tradicional matanza del cerdo, la cosecha del almendro o del olivo, la elaboración el turrón, el aceite, o el licor de hierbas, entre otras, tradiciones que se transmiten de generación en generación.

Es importante destacar también que Mallorca tiene una larga tradición en la organización de eventos culturales de todo tipo, tanto locales como internacionales: festivales de música clásica, jazz y contemporánea, así como también, eventos relacionados con el arte. La luz de Mallorca ha atraído a varios artistas internacionales e inspirado a muchos artistas locales cuyas obras y esculturas se pueden encontrar en nuestro destino.







Geografía

El destino de CALA MILLOR MALLORCA está situado al noreste de la isla de Mallorca en el Mediterráneo occidental y abarca la zona costera que se extiende de norte a sur, desde La Costa dels Pins hasta s’Illot, pasando por Es Port Vell, Es Port Verd, Cala Bona, Cala Millor, Sa Punta de n’Amer y Sa Coma.

El destino pertenece administrativamente a dos municipios diferentes: Son Servera, con la Costa dels Pins, el Port Verd, Cala Bona y la parte norte de Cala Millor; y Sant Llorenç des Cardassar, que abarca una parte de Cala Millor, Sa Punta de n’Amer, Sa Coma, s’Illot y el pueblo de Son Carrió. Al igual que el núcleo de Cala Millor, s’Illot también es compartido entre dos municipios, el torrente de Ca n’Amer constituye la frontera natural que divide los municipios de Manacor y Sant Llorenç des Cardassar.

La zona presenta características diferenciadas, a veces notables, en cuanto a la población, a la morfología geográfica, su flora y su fauna, así como otras características relacionadas con el uso económico del territorio, a pesar de que su predominante papel es el residencial y turístico, siendo este último el principal.

La parte de la costa que pertenece al municipio de Son Servera es más rocosa, con pequeñas calas poco profundas y orillas pedregosas. La zona sur, Cala Millor, Sa Coma y s’Illot, son arenales más extensos y se encuentran separados por la península de Sa Punta de n’Amer, zona natural protegida, declarada Área Natural de Especial Interés en los años ochenta, y que constituye un verdadero pulmón verde entre las urbanizaciones turísticas.

Esta zona del levante mallorquín está delimitada por el mar y la sierra del Llevant, que arranca al norte de la península de Artà y, de forma discontinua, discurre paralela la costa con cerros y montañas que nunca sobrepasan los 600 metros de altura, hasta Felanitx , Sa Colònia de Sant Jordi y Santanyí, para acabar en la isla de Cabrera, que emerge al sur de la isla de Mallorca.

De norte a sur, la sierra de Llevant está compuesta por varias sierras pequeñas como son el Macizo de Artà, la Serra de Sant Jordi, la Serra Llonga, la Serra de Calicant, en la que destaca por su altura el Puig de Calicant (473 m), el Puig des Telègraf (418 m) y el Puig d’en Sard (413 m).







Flora

En Cala Millor se pueden observar un amplio abanico de hábitats, cada uno cargado de una gran diversidad de especies vegetales típicas de las zonas mediterráneas. La vegetación más abundante que se puede observar es la garriga, formada principalmente por arbustos de mediana altura y de los cuales abunda principalmente el lentisco (Pistacia lentiscus) acompañada de otras como la estepa blanca (Cistus albidus), la estepa negra (Cistus monspeliensis), el brezo (Erica multiflora) o el romero (Rosmarinus officinalis). Este hábitat se puede encontrar en distintas zonas de Cala Millor, desde el final de las dunas de sa Punta de n’Amer hasta en las zonas más elevadas de las montañas interiores de los municipios colindantes. La proximidad con la costa permite detectar otros hábitats interesantes para visitar como lo son las dunas, caracterizadas por la presencia de arena como sustrato y la exposición al espray salino y al viento que restringen la presencia de las especies en función de su capacidad de resistir estas condiciones. La primera especie que se puede observar en este hábitat es el barrón (Ammophila arenaria), que presenta una gran capacidad de fijar la arena y facilitar la presencia de otras plantas. En este hábitat, además, cabe mencionar el lirio de mar (Pancratium maritimum), el cardo marino (Eryngium maritimum), el glaucio (Glaucium flavum) o la lechetrezna marítima (Euphorbia paralias), que florecen durante el verano y el otoño. También llama la atención los céspedes del cuernecillo de mar (Lotus cytisoides) y de plantas aromáticas como las incluidas en el génerlo Teucrium spp. En las zonas de la duna más alejadas del mar, dónde el sustrato es más estable y rico en nutrientes, se establece la comunidad vegetal propia del sabinar, que se caracteriza por presentar árboles como la sabina (Juniperus phoenicea) y el pino blanco (Pinus halepensis). En las zonas litorales dónde el sustrato es rocoso y no hay arena, se ubican otras especies particulares como las siemprevivas (Limonium spp., de las cuales destaca la presencia del endemismo balear Limonium biflorum por todo Cala Millor), el hinojo marino (Crithmum maritimum) i los socarrells endémicos de baleares (Launaea cervicornis). En las zonas más interiores de los municipios que forman Cala Millor, y más en concreto en las zonas donde el suelo es húmedo y con suficiente profundidad, se establece el encinar, particular por su elevada humedad, sombra y la frondosidad del bosque. En este hábitat aparecen una gran diversidad de plantas adaptadas a zonas sombreadas y húmedas, dónde abunda principalmente la encina (Quercus ilex) y de otras acompañantes particulares como el pa porcí (Cyclamen balearicum), las lianas como la zarzaparrilla (Smilax aspera) y la rubia brava (Rubia peregrina) o incluso helechos como Pteridium aquilinum y Polypodium cambricum. En otros ambientes donde la cantidad de suelo no es tan abundante o bien las condiciones de humedad no son suficientemente altas, la vegetación pasa a ser acebuchal, caracterizado por la presencia de garrigas cubiertas por acebuches (Olea europaea var sylvestis) y domina gran parte del territorio de Cala Millor. Fuera de los espacios naturales mallorquines, también llama la atención los cultivos rurales típicos de la isla, como los almendros (Prunus dulcis), las higueras (Ficus carica), los algarrobos (Ceratonia siliqua) o los olivos (Olea europaea). En concreto, la floración del almendro durante el primer trimestre del año deja una imagen emblemática del cultivo tradicional de Mallorca. Durante el mes de agosto y septiembre, la imagen de los payeses recogiendo los frutos de los árboles es muy común en el medio rural de Cala Millor. A continuación se explican las principales características de algunas especies representativas de la flora presentes en los espacios naturales de Cala Millor; Acebuche (Olea europaea var sylvestis): especie de árbol más común de Cala Millor. Se encuentra en una gran variedad de lugares, desde bordes de caminos hasta peñascos y montañas. Es la planta típica del acebuchal y su variedad cultivada es el olivo, común en los territorios cultivados de la zona. Asfódelo (Asphodelus aestivus): herbácea muy común en las garrigas, bordes de caminos y zonas ruderales que se caracterizan por la vara de flores blancas que hace. Es frecuentemente visitada por los insectos de la zona de manera que resulta ser un buen ejemplar para observar polinizadores. Cardos: conjunto de distintas especies que comparten la característica de ser muy espinosos con unas flores generalmente violáceas de grandes dimensiones. En Cala Millor se pueden encontrar una gran variedad de cardos, desde el cardo marino (Eryngium maritimum) hasta el cardo mariano (Silybum marianum) o el cardo comestible (Cynara cardunculus). El cardo más abundante es el cardo blanco (Galactites tormentosa). Carrizo (Ampelodesmos mauritanica): gramínea muy abundante por la montaña y la garriga, que se caracteriza por las dimensiones de su espiga. En las zonas incendiadas, el carrizo domina la zona hasta llegar a formar un carrizal. Las hojas resultan ser ásperas al tacto hasta el punto que pueden formar heridas. Tiene unos usos tradicionales como el pasto y para la fabricación de cuerdas y alfombras. Palmito (Chamaerops humilis): es la única palmera autóctona de las Islas Baleares que abunda en las zonas de altura. Generalmente de medida pequeña que no suele llegar a los dos metros de altura. En los pueblos de Artá y Capdepera se usa tradicionalmente para hacer llatre. Sabina (Juniperus phoenicea): árbol generalmente de medidas pequeñas presentes en zonas litorales capaces de resistir el exceso de sal marina llegada por el viento. Juntamente con el tamarisco (Tamarix spp.), son los dos únicos árboles capaces de resistir los hábitats litoralres y se encuentran abundantemente por las zonas costeras naturales de Cala Millor y sa Costa de Pins. Como particularidad, la vegetación de Mallorca presenta especies emblemáticas que hay que tener en cuenta a la hora de hacer una ruta naturalística. Por una parte, las orquídeas son abundantes a las zonas de garriga e incluso en las zonas interiores de las dunas (Orchis spp., Ophrys spp., Serapias spp.) Tambien cabe destacar los geófitos de otoño que también aparecen por la garriga, como el endemismo Crocus cambesedesii o la Merendera filifolia. En los campos de cultivos abandonados o en desuso rápidamente son invadidos por plantas nitrófilas de unos colores muy llamativos y sin duda también constituyen el paisaje de la zona rural de Cala Millor. Entre otras, destacan la amapola (Papaver rhoeas) y la antimano (Chrysanthemum coronarium). Cerca de Cala Millor encontramos el Parque Natural de la Península de Llevant dónde se pueden encontrar una gran variedad de especies vegetales autóctonas y que generan un paisaje único. Además, es una gran oportunidad para observar especies vegetales endémicas relativamente abundantes, como lo son la estepa joana (Hypericum balearicum), la estepa blanera (Phlomis italica), el coixinet de monja (Astragalus balearicus), la violeta de peñasco (Hippocrepis balearica), entre otros. Sa Punta de n’Amer







Fauna







Proyectos







Medioambiente

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Integer nec odio. Praesent libero. Sed cursus ante dapibus diam. Sed nisi. Nulla quis sem at nibh elementum imperdiet. Duis sagittis ipsum. Praesent mauris. Fusce nec tellus sed augue semper porta. Mauris massa. Vestibulum lacinia arcu eget nulla. Class aptent taciti sociosqu ad litora torquent per conubia nostra, per inceptos himenaeos. Curabitur sodales ligula in libero. Sed dignissim lacinia nunc. Curabitur tortor. Pellentesque nibh. Aenean quam. In scelerisque sem at dolor. Maecenas mattis. Sed convallis tristique sem. Proin ut ligula vel nunc egestas porttitor. Morbi lectus risus, iaculis vel, suscipit quis, luctus non, massa. Fusce ac turpis quis ligula lacinia aliquet. Mauris ipsum. Nulla metus metus, ullamcorper vel, tincidunt sed, euismod in, nibh. Quisque volutpat condimentum velit. Class aptent taciti sociosqu ad litora torquent per conubia nostra, per inceptos himenaeos. Nam nec ante. Sed lacinia, urna non tincidunt mattis, tortor neque adipiscing diam, a cursus ipsum ante quis turpis. Nulla facilisi. Ut fringilla. Suspendisse potenti. Nunc feugiat mi a tellus consequat imperdiet. Vestibulum sapien. Proin quam. Etiam ultrices. Suspendisse in justo eu magna luctus suscipit. Sed lectus. Integer euismod lacus luctus magna. Quisque cursus, metus vitae pharetra auctor, sem massa mattis sem, at interdum magna augue eget diam. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae; Morbi lacinia molestie dui. Praesent blandit dolor. Sed non quam. In vel mi sit amet augue congue elementum. Morbi in ipsum sit amet pede facilisis laoreet. Donec lacus nunc, viverra nec, blandit vel, egestas et, augue. Vestibulum tincidunt malesuada tellus. Ut ultrices ultrices enim. Curabitur sit amet mauris. Morbi in dui quis est pulvinar ullamcorper. Nulla facilisi. Integer lacinia sollicitudin massa. Cras metus. Sed aliquet risus a tortor. Integer id quam. Morbi mi. Quisque nisl felis, venenatis tristique, dignissim in, ultrices sit amet, augue. Proin sodales libero eget ante. Nulla quam. Aenean laoreet. Vestibulum nisi lectus, commodo ac, facilisis ac, ultricies eu, pede.





Fiestas locales

Son muchas las fiestas y tradiciones que se celebran en la zona a lo largo del año. Al ser Mallorca una tierra eminentemente agrícola, resulta lógico que las fiestas de la población local se contextualicen alrededor de las tareas del campo y los ciclos de la naturaleza.

Con el paso de los años los núcleos turísticos de los municipios han ido incorporando elementos a la fiesta para fomentar la participación, conservar las tradiciones, y hacer que nuestros visitantes puedan celebrar con nosotros las fiestas más emblemáticas.

En nuestro destino las fiestas de cada pueblo son diferentes entre sí, así en el transcurso del año son destacables: Son Carrió, en el mes de mayo, Son Servera, en junio, Sa Coma, en julio, Sant Llorenç des Cardassar,  S’Illot y Cala Millor en agosto.

Su duración es de varios días con un gran abanico de actividades: ferias, mercados tradicionales con productos de gastronomía local, eventos culturales y religiosos, bailes, música tradicional y contemporánea, juegos y eventos deportivos. Son días de reencuentro en los que los nativos regresan a sus pueblos de origen para disfrutar de las festividades y estar con la familia y amigos.

Otras fiestas de marcado carácter tradicional se celebran en nuestro destino y suelen estar asociadas a los patronos de los pueblos. Una buena muestra de ello son las siguientes:

Sant Antoni, el 17 de enero, es una de las más arraigadas con gran número de actividades relacionadas con la veneración del patrón de los animales domésticos, para obtener protección de los animales útiles en los trabajos del campo. La fiesta comienza la víspera del santo, con la Revetla de Sant Antoni. Por la noche, se encienden grandes hogueras en las principales calles y plazas de los pueblos. El fuego, auténtico centro de la celebración, simboliza en esta fiesta la purificación y la renovación de la vida, el triunfo del bien sobre el mal.

Sant Miquel, el 8 de mayo, patrón de Son Carrió; Sant Joan, el 24 de junio, patrón de Son Servera; Mare del Déu del Carme, el 16 julio, patrona de los pescadores de Cala Bona; Sant Llorenç, el 10 de agosto, patrón de Sant Llorenç des Cardassar; Mare de Déu dels Angels, en agosto en Cala Millor; La Mare de Déu Trobada, el 8 de septiembre, en Sant Llorenç des Cardassar.







Historia

Sant Llorenç des Cardassar

El término municipal de Sant Llorenç des Cardassar tiene una superficie de 82,1 Km2 y 8.700 habitantes. Se encuentra situado al Nordeste de la isla de Mallorca y está compuesto por dos localidades de interior, Sant Llorenç des Cardassar y Son Carrió, además de los núcleos turísticos de s´Illot, sa Coma y Cala Millor.

El municipio cuenta con más de 70 yacimientos arqueológicos catalogados, entre los que se encuentran cuevas de hábitat y entierro o restos de poblados talayóticos.

De la época romana destaca la basílica Paleocristiana de Son Peretó y de la época de dominación árabe, desde el siglo X hasta los comienzos del siglo XIII, los vestigios en la toponimia.

Antes de la conquista catalana, Sant Llorenç presentaba una población dispersa cerca de los torrentes, pozos y el cerro donde se levantó la iglesia del pueblo. Con la llegada de los catalanes i aragoneses, se expulsaron a los árabes y Sant Llorenç des Cardassar se convirtió en casco urbano, dependiendo administrativamente de Manacor.

En la bula del Papa Inocencio IV (1248) se nombra ya la Parroquia de Santa María del Bellver, donde se rendía culto a Sant Llorenç. De ahí que durante muchos años, el término municipal era conocido por Santa Maria de Bellver o Bellver. Sin embargo, también aparece documentado como Sant Llorenç de Bellver (1349) i Sant Llorenç des Cardassar (1519). El 1612, ante la inseguridad de la costa y los ataques piratas, el Gran i General Consell ordenó construir la fortaleza de la Punta de n’Amer, conocido como el Castell de Sa Punta de n’Amer, sobre una antigua fortificación.

En el año 1892 Sant Llorenç des Cardassar alcanzó la independencia del municipio de Manacor. Y, ese mismo año extendió su jurisdicción hasta Son Carrió, en el interior, Cala Millor, sa Coma y s’Illot en la zona costera.

El año 1948 se autorizó la parcelación de Ca n’Amer, en s’Illot, y rápidamente empezó el desarrollo de las zonas turísticas. La actividad de bordados y una pequeña industria de carpinterías y algunos almacenes agrícolas se combinaban con la agricultura y ganadería hasta que la actividad turística y la construcción atrajeron la mayoría de las inversiones en los años 60. La actividad económica cambió del sector primario al terciario en pocos años, siendo éste sector el más representativo de la industria local. Por ello, el municipio se ha adaptado a los nuevos cambios, creando las infraestructuras necesarias para albergar los servicios propios del turismo como por ejemplo, el alojamiento, la restauración, el transporte y el comercio.

Son Servera

Los primeros vestigios de habitantes en Son Servera se remontan a la etapa de la prehistoria, probablemente pobladores de origen sardo, corsos, sicilianos y occitanos; territorios similares a Mallorca arqueológicamente y probablemente relacionados con las culturas indoeuropeas prehistóricas griegas que llegaron a las islas, sobre todo a Mallorca y Menorca.

De esta época pretalayótica y talayótica se conservan en Son Servera más de 40 asentamientos importantes: cuevas pretalayóticas en la posesión de Son Sard y yacimientos talayóticos con numerosas navetas, talayots y fortificaciones, como por ejemplo los de Pula, Son Gener o sa Pleta, generalmente edificados en cerros y lugares de cierta altitud.

A la caída del imperio romano las islas sufrieron conquistas varias: desde vándalos y otros pueblos germánicos hasta del imperio romano de oriente, tal como indican crónicas de la época y restos de templos bizantinos cerca de Son Servera y Sant Llorenç.

Posteriormente, con la caída del reino visigodo peninsular, los árabes llegaron a Mallorca en el siglo X. La población árabe de la zona se estableció de manera dispersa en varias alquerías y posesiones: Ferret, es Canal, sa Penya Roja, Son Comparet, Ca s’Hereu o Son Floriana, todas relacionadas con el dominio de Artà (Iartan) y con la familia musulmana Quinena, pero al tratarse de población rural dispersa en alquerías, las trazas árabes conservadas son escasas. Aún así cabe mencionar, por ejemplo, s’Hort Tancat, la fuente de sa Jordana y los molinos hidráulicos de Son Sard y Son Comparet. De hecho permanecieron hasta el comienzo del siglo XIII, concretamente hasta el año 1229, época en que Mallorca y a continuación el resto de las islas fueron conquistadas por el Reino de Aragón. Con la conquista de Mallorca lograda por el rey Jaume I, la isla, una vez derrotados y expulsados los árabes, fue repartida entre los nobles y las autoridades eclesiásticas que habían participado y colaborado en la conquista, principalmente catalanes, y también aragoneses y de otras procedencias, como por ejemplo occitanos e italianos.

Las actuales comarcas de Son Servera y Artà fueron adjudicadas a ciudadanos y caballeros marselleses que habían participado en la conquista: bienes del término de Iartan (Artà) -los que habían sido propiedad de los Benu-Quinena mencionados- y también se adjudicó una parte a los religiosos de Sant Jordi, de ahí hoy la posesión de Sant Jordi.

La nueva estructura poblacional permaneció dispersa a partir del siglo XIII y durante unos doscientos años, sin la creación de ningún núcleo urbano destacable, a pesar de que en las Ordinacions del año 1300 se hablaba del establecimiento de una ‘pobla al Port de Banyeres’, probablemente el Port Vell actual. No quedan trazas de estas construcciones si es que se produjeron.

La familia Servera, originaria de la localidad mallorquina de Porreres, adquirió gran parte de las tres alquerías de Binicanella en el siglo XIV, a pesar de que la comarca continuó dependiendo administrativamente de Artà. A finales del siglo XV, después de la división de las tierras de la familia Cervera (o Servera), Binicanella se convierte en el núcleo de la actual villa con la construcción de una torre de defensa contra las incursiones de los sarracenos, en el centro del actual Son Servera, y que hoy es la torre de la vicaría, en la iglesia del pueblo entre las dos partes de la alquería, la de Son Garí -al norte- y la de Ca s’Hereu -al sur-, ambas propiedad de la familia Servera.

Las tierras de esta familia se fueron dividiendo entre los miembros de la familia a lo largo de los años. Ya en el siglo XVI había casas en Ca s’Hereu y existe constancia de la celebración de misas en la torre en el centro del pueblo, hecho que constata que ya había casas y población estable alrededor.

A finales del siglo XVII la familia Servera pierde todas o gran parte de sus tierras por deudas y el ayuntamiento de Artà las embarga y las pone en venta. Sin encontrar compradores inmediatamente, el gobierno de Artà (denominado Universidat) toma posesión de las casas y las tierras de los Servera y las vende con ciertas condiciones, entre otras que ningún comprador adquiera más de cuatro cuarteradas (una cuarterada equivale a unos 7000 metros cuadrados) y que necesariamente los compradores fueran vecinos de Artà.

En los últimos años del siglo XVII hay constancia de unas decenas de casas con corral a lo largo de una vía pública que partía de la torre en terrenos de Ca s’Hereu, siguiendo aproximadamente la actual calle del Doctor Servera.

El casco urbano serverí empezó a crecer considerablemente, siempre dependiente del ayuntamiento de Artà. Hasta que en el siglo XIX, después de varios cambios legales en los que Son Servera se convertía sucesivamente en municipio independiente o volvía a la jurisdicción de Artà, en 1820 la villa pasa a ser ayuntamiento independiente. Entonces la población era casi de 2000 habitantes, a pesar de que había menguado severamente a causa de varias epidemias, establecidos entre el casco urbano y en otras posesiones dispersas.

Durante el siglo XX, la economía de Son Servera ha experimentado un importante cambio: de la agricultura, la ganadería y en menor medida la pesca, ha pasado a ser uno de los principales focos turísticos de la isla.

Cala Millor

Cala Millor, uno de los núcleos turísticos de Mallorca más conocidos en Europa Occidental, tiene su origen a finales de los años cincuenta y, desde entonces no ha parado de crecer y desarrollarse.

Cala Millor, ha pasado por todas las etapas de la historia del turismo en Mallorca. En los años sesenta, cuando se levantaron los primeros hoteles, el Eureka y el Sabina, sólo había unas cuantas casas planta baja y varios hoteles en construcción. Posteriormente, ha pasado por la época del desarrollo urbanístico, a finales de los años sesenta y setenta, ha sufrido la crisis de los ochenta y la reconversión, planes de embellecimiento y la mejora de la calidad de los años noventa, hasta la actualidad, en que se tiende hacia un desarrollo del turismo sostenible.

Cala Millor es en la actualidad un destino de sol y playa, cuyos atractivos que nos identifican son las playas de arena fina y blanca, el agua azul y transparente y las zonas naturales protegidas. Cuenta, además, con una gran oferta de alojamiento y servicios complementarios que proporcionan a nuestros visitantes unas vacaciones confortables y de calidad, configurando así una nueva forma de entender el fenómeno turístico.

Sa Coma

Sa Coma nació como destino turístico en los años ochenta, en los que se empezaron a construir los primeros hoteles, apartamentos y segundas residencias. Desde entonces, continúa creciendo de forma controlada con un plan urbanístico basado en la proliferación de zonas verdes, zonas de ocio y la protección de espacios naturales como Sa Punta de n’Amer, Área Natural de Especial Interés (ANEI) y uno de los enclaves naturales privilegiados del litoral. Un alud de vestigios históricos caracterizan este espacio natural: al lado del mar encontramos Sa Pedrera (restos de la antigua actividad de extracción del marés), más adentrado encontramos el Castell, vestigio arquitectónico de la defensa de nuestros antepasados y, algo más al interior, restos arqueológicos del pasado talayótico, que caracteriza esta época de la prehistória.

S’Illot

Ya nuestros antepasados prehistóricos descubrieron en s’Illot un enclave perfecto para construir uno de los principales poblados talayóticos de la isla de Mallorca. Considerado como uno de los yacimientos más importantes de la cultura talayótica y postalayótica por su variedad monumental y su compleja y dilatada evolución histórica, este poblado está formado por diferentes conjuntos, en los que localizan edificios comunales, alrededor de los cuales se construyeron las casas donde vivía la comunidad. Conserva un extenso tramo de muralla, que originariamente rodearía la totalidad del poblado. Recientemente ha sido objeto de restauración y de adaptación como recurso turístico, y cuenta además con un centro de interpretación y varios itinerarios para su visita.

En el año 1964 se construyeron los dos primeros hoteles en la playa de s’Illot, al lado del torrente que transcurre desde las montañas de Calicant pasando por Sant Llorenç des Cardassar y Son Carrió. Desde entonces ha ido creciendo como centro turístico, con más hoteles, apartamentos y servicios turísticos, para dar cobertura a la demanda turística.

Son Carrió

A mediados del siglo XIX, en el termino municipal de Sant Llorenç des Cardassar, se produjo un proceso de división de grandes fincas rústicas en unidades de explotación más pequeñas, siguiendo la tendencia general del resto de la isla. El año 1860 se parcelaron gran parte de la finca conocida como Son Carrió en pequeñas propiedades que fueron adquiridas por los vecinos de Sant Llorenç des Cardassar y de Manacor.

En el período entre 1885 y 1893 la subdivisión de las fincas de Son Tovell, Sa Gruta, Es Rafal de Sa Riba, Son Berga, Es Molinet, Es Boscarró, y muchas otras produjo un aumento importante de la población y concretamente al núcleo de Son Carrió una rápida reconversión de terreno rústico a urbano, apto para la edificación.

En 1879 el núcleo de Sant Miguel, como llamaban entonces a Son Carrió, estaba formado por tres calles longitudinales y cuatro transversales, muy parecido al que conocemos actualmente.

La donación el año 1866, por parte de Joan Lliteres Llull, de una parcela anexa a su tienda para construir un templo para la población, que iba creciendo, y la llegada de las monjas Franciscanas el año 1899, fueron los detonantes que aceleraron la evolución del pueblo que conocemos hoy en día.

La nueva parroquia, la Iglesia de Sant Miquel, es un templo de culto católico cuya construcción se inició en el año 1899, a partir de los planos esbozados por Mn. Antonio Maria Alcover, revisados por Joan Guasp y ligeramente modificados por los arquitectos catalanes Antoni Gaudí y Joan Rubió. Se inauguró en el año 1907. Lo que más llama la atención del templo es la fachada de estilo neorrománico, el rosetón en forma de abanico y el campanario de cuatro pisos. Los edificios de la parte posterior siguen el mismo estilo constructivo, se trata de la vicaría y el antiguo convento de las Franciscanas.







Taxi

Enlace:

www.teletaxicalamillor.com

Precios orientativos

971 562556 / 971 586969

[table caption="" width="100%" colwidth="20|120|120|50|50" colalign="left|left|center|center|right"] Tipo,Origen,Destino,Precio orientativo, Dia,Cala Millor,Aeropuerto Palma de Mallorca,85€, Noche/Festivos,Cala Millor,Aeropuerto Palma de Mallorca,95€, Dia,Cala Millor, Cala Bona,4'80€, Dia,Cala Millor,Sa Coma,6'50€, Dia,Cala Millor,S'Illot, 10'50€, Dia,Cala Millor,Son Servera, 6€, Dia,Cala Millor,Costa dels pins, 8'90€, Dia,Cala Millor,Sant Llorenç des Cardassar, 17€, Dia,Cala Millor,Son Carrió, 13€, [/table]





Bus

Enlace:

www.tib.org

Precios orientativos

971 177 777

[table caption="" width="100%" colwidth="20|120|120|50" colalign="left|left|left|center|right"] Origen,Destino,Precio orientativo,Linea Cala Millor,Palma de Mallorca,9'80€,L412 Cala Millor,Manacor,3'10€,L412 Cala Millor,Porto Cristo,1'85€,L412 Cala Millor,S'Illot,1'85€,L412 Cala Millor,Sa Coma,1'85€,L412 Cala Millor,Son Servera,1'85€,L412 Cala Millor,Costa dels Pins,1'85€,L412[/table]

Aerotib (Línea Aeropuerto)

PDF horarios







Emergencias







Información municipal







El tiempo/Webcam

[wpc-weather id="4787"/]





Servicios públicos







Conciertos







Exposiciones







Fiestas







Playas Cala Millor







Playas Cala Bona







Playas en Sa Coma







Apartamentos







Turismo rural







Rutas







Compras







Excursiones







Alquileres







Nuestras playas

El destino CALA MILLOR cuenta con 8 playas: Cala MillorSa Comas’IllotCala BonaSa MarjalPort RoigEs RibellEs Ratjolí

Forman una parte esencial de nuestro entorno natural y su mantenimiento y protección está en las manos de aquellos que vivimos contemplando su belleza todo el año y aquellos afortunados que nos visitan. Es fácil pensar que una playa es solo mar y arena, pero esas aguas cristalinas albergan una comunidad vegetal muy especial, las praderas de posidonia oceánica, de gran importancia ecológica y esencial para la regeneración de las playas y el mantenimiento de la calidad del agua.

Queremos que disfrutes de nuestras playas y, a su vez, nos ayudes a protegerlas, por eso te invitamos a conocer su importancia ecológica:

 ¿Qué es la Posidonia Oceánica?

La posidonia oceánica es una fanerógama marina (presenta raíz, tallo, hojas, flores y frutos) endémica del Mediterráneo. Su presencia es un indicador de la buena calidad de las aguas y ha sido uno de los motivos por los que Sa Punta de n’Amer fue incluida en la Red Natura 2000 (LIC: Lugar de Importancia Comunitaria). Las grandes extensiones que forman las praderías es uno de los ecosistemas marinos más ricos del litoral. La descomposición de las hojas de posidonia produce largas fibras resistentes a la putrefacción que acaban formando las “pelotas de mar”.

Acciones de conservación

La desaparición de las praderas de posidonia tiene efectos muy negativos en el conjunto del litoral costero, y es por ello, que hay que saber cómo protegerlas:

posidonia

Bandera azul

blueflag

La Bandera Azul es un distintivo que otorga anualmente la Fundación Europea de Educación Ambiental a las playas y puertos que cumplan una serie de condiciones ambientales y cuenten con instalaciones apropiadas. Nuestras playas han mantenido sus banderas azules en la playa de sa Marjal, en la Costa des Pins, en la playa de Cala Millor, en la playa de Sa Coma y en el puerto de Cala Bona, de modo que mantiene las óptimas condiciones en sus espacios costeros.

Los distintivos obtenidos se han obtenido gracias a la buena calidad de las aguas, a las instalaciones de las playas y del puerto, entre otras, servicios sanitarios, duchas, y los servicios de limpieza y mantenimiento. Se trata de un certificado de garantía para las playas y el puerto de Cala Bona que ayuda a la promoción turística de la zona.

La presencia de una Bandera Azul en una playa reconoce y estimula el esfuerzo de algunas comunidades locales por conseguir que dicha playa cumpla determinados criterios de legalidad, accesibilidad, sanidad, limpieza y seguridad, así como, cuente con una información y gestión ambiental adecuadas.







Links de interés







Mercados

La isla de Mallorca conserva sus tradiciones enraizadas en las labores del campo y las distintas estaciones del año. Con anterioridad a la actividad turística, el mercado no solo era un lugar de encuentro para los trabajadores del campo, representaba también el punto de venta local para sus cosechas.

El mercado, hoy en día, sigue teniendo estos fines pero es también una cita ineludible para cualquier vecino del pueblo, para el intercambio de noticias, acontecimientos y reencuentro. El mercado de los pueblos de Mallorca sigue siendo un acontecimiento semanal, que varia su despliegue de mercancía según la época del año (Navidad, Fiestas patronales, verano, etc.). Se ofrecen productos frescos, como por ejemplo, fruta y verdura de temporada y otros productos autóctonos como quesos, embutidos y otros productos locales, además de puestos de artesanía, ropa y artículos de piel.

Nuestro destino cuenta con los mercados semanales de Sant Llorenç des Cardassar, Son Servera, y Son Carrió, y también con los mercados de temporada en los núcleos turísticos de la costa, Cala Millor, sa Coma y s’Illot.

En verano los mercados se ven incrementados con un mayor número de visitantes y también de vendedores que participan en ellos. Los mercados son una de las actividades que no puede dejar de frecuentar, en ellos se respira un ambiente vivo y auténtico.







Aparthotel







Hoteles







Agenda







Páginas







Exportar texto







Zonas







Ajax Eventos







Consorcio de turismo







Quiénes somos

¿Quiénes somos?auditorium-cala-millor El Ayuntamiento de Son Servera y el Ayuntamiento de Sant Llorenç des Cardassar, crean el 16 de enero del 2013, junto con la Asociación Hotelera Bahía de Cala Millor-Sa Coma, el Consorcio de Turismo de Son Servera y Sant Llorenç des Cardassar. El Consorcio de Turismo de Son Servera y Sant Llorenç es un organismo de derecho público que goza de personalidad jurídica propia y que nace con la intención de realizar la promoción y el fomento del turismo en los respectivos municipios. La zona turística de Son Servera y Sant Llorenç des Cardassar cuenta con unas 35.000 plazas y es el tercer destino en importancia de las Islas Baleares. Los principales objetivos del Consorcio son:
  1. Promover actividades dirigidas a incrementar la demanda turística.
  2. Gestionar, promocionar y realizar todas aquellas actividades ciudadanas que puedan beneficiar el incremento y la calidad de la oferta turística.
  3. Promover la presencia activa de ambos municipios en el mercado turístico y procurar la coordinación de los sectores interesados en el fomento del turismo.
  4. Favorecer, ayudar, y posibilitar la adecuación de las infraestructuras y de los servicios de oferta turística, además de apoyar la iniciativa privada del sector.
  5. Favorecer y promover la celebración de convenciones, reuniones, eventos y actividades análogas.
  6. Potenciar el sector turístico y los conceptos de alojamiento, restauración, agencias de intermediación, actividades de turismo activo, culturales y de ocio.
  7. Estudiar los problemas turísticos y comerciales vinculados al sector turístico, y adoptar o proponer las medidas adecuadas para solucionarlos.
  8. Elaborar material de divulgación, publicidad y de imagen necesarios para dar a conocer los recursos turísticos de ambos municipios con el fin de fomentar la captación de visitantes.
  9. Colaborar con otras entidades públicas o privadas para promocionar los municipios en beneficio de la atracción de visitantes.
  10. Promover y, en su caso, participar en convenios con otras entidades públicas o privadas para financiar campañas de promoción turística y comercial, y para conseguir cualquier otra finalidad establecida en estos Estatutos.
  11. Contribuir a la defensa de los recursos naturales y culturales de los municipios.
  12. Estudiar y analizar la realidad turística de la zona y ofrecer al sector la información obtenida.
  13. Coordinar, dinamizar y colaborar con todos los sectores interesados en el fomento del turismo y muy especialmente con el sector comercial vinculado al sector turístico.
  14. Coordinar las actividades con las áreas y dependencias municipales de ambas entidades locales que tengan relación con la actividad del Consorcio.
  15. Promover, gestionar y comercializar productos y servicios de interés turístico.
  16. Gestionar instalaciones y equipamientos de interés turístico.
  Órganos de gobierno El Consorcio cuenta con una Junta General, un Consejo de Administración, un Gerente y recientemente se ha creado un Consejo Asesor. La Presidencia del Consorcio está en manos de ambos alcaldes del Ayuntamiento de Son Servera y del Ayuntamiento de Sant Llorenç des Cardassar, con carácter rotatorio, y por un período de 2 años. Actualmente, la Presidencia la ocupa la alcaldesa de Son Servera, la Sra. Natalia Troya. La Vicepresidente la asume el Alcalde que en ese periodo rotatorio no ocupa la Presidencia, con lo cual este cargo también es por un período de 2 años. Actualmente, la Vicepresidencia la ocupa el Alcalde de Sant Llorenç des Cardassar, el Sr. Mateu Puigròs. La Gerencia dirige la gestión, administración y planificación económica y comercial del Consorcio en base a las directrices establecidas por la Junta General, el Consejo de Administración y su Presidencia. El Sr. José Marcial Rodríguez es el Gerente del Consorcio. Marcial Rodríguez ocupó el cargo de gerente de la Agencia Balear de Turismo (ATB) del Gobierno de las Islas Baleares durante la legislatura 2011 a 2015, anteriormente y durante un período de diez años estuvo al frente de la Gerencia de la Asociación Hotelera Bahía de Cala Millor-Sa Coma. Actualmente es miembro de la mesa de Turismo Senior y Silver Economy de la Comisión Europea. El Consejo de Administración decidió crear el Consejo Asesor en febrero del 2016 para involucrar activamente a los empresarios del sector en la promoción turística. El Consorcio considera necesario potenciar los vínculos entre las diferentes agrupaciones empresariales para promocionar las experiencias que se ofrece al turista en el propio destino.





Notícias







Àrea socios







Cicloturismo







Mini-tren







Nautica







Ecuestre







Agenda Consorcio







Acceso intranet







Recuperar contraseña







home2







Agenda 2016







Maps







Mis datos







Guías







Revista corporativa

Siéntete como en casa

Revista corporativa del Consorcio de Turismo de Son Servera y Sant Llorenç des Cardassar





Acceso negocios







Mis negocios







Editar negocio







Sol·licitar gestió d’un negoci







Negocis no vinculats JSON







Afegir un nou negoci







(Català) Alta d’usuari







Markers XML







Videos







Oferta







Info







Imágenes







Aviso cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.