La isla de Mallorca conserva sus tradiciones enraizadas en las labores del campo y las distintas estaciones del año. Con anterioridad a la actividad turística, el mercado no solo era un lugar de encuentro para los trabajadores del campo, representaba también el punto de venta local para sus cosechas.

El mercado, hoy en día, sigue teniendo estos fines pero es también una cita ineludible para cualquier vecino del pueblo, para el intercambio de noticias, acontecimientos y reencuentro. El mercado de los pueblos de Mallorca sigue siendo un acontecimiento semanal, que varia su despliegue de mercancía según la época del año (Navidad, Fiestas patronales, verano, etc.). Se ofrecen productos frescos, como por ejemplo, fruta y verdura de temporada y otros productos autóctonos como quesos, embutidos y otros productos locales, además de puestos de artesanía, ropa y artículos de piel.

Nuestro destino cuenta con los mercados semanales de Sant Llorenç des Cardassar, Son Servera, y Son Carrió, y también con los mercados de temporada en los núcleos turísticos de la costa, Cala Millor, sa Coma y s’Illot.

En verano los mercados se ven incrementados con un mayor número de visitantes y también de vendedores que participan en ellos. Los mercados son una de las actividades que no puede dejar de frecuentar, en ellos se respira un ambiente vivo y auténtico.

Aviso cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.